MARKETING ONLINE

LAS 7 ESTRATEGIAS DE BRANDING PARA FORTALECER TU MARCA

Branding rd station1

El diseño de una estrategia de marca, Branding, te ayuda convencer, adquirir clientes y posesionarte del mercado donde éstos acceden en búsqueda de productos y servicios.

 

No debes confundir lo que es Branding con tu posicionamiento; pues, éste forma parte de la estrategia; con él, puedes transformar tus operaciones comerciales en una poderosa fortaleza competitiva. Por eso, la estrategia debe orientarse en lograr clientes leales para obtener y hacerse de un importante espacio en el mercado. Comprender los gustos, particularidades, opiniones y expectativas de los clientes te ayuda a desarrollar estrategias más convincentes.

 

Estrategia 1, posicionamiento

 

El posicionamiento de la marca no debe confundirse con eslóganes o lemas de tu empresa, porque el posicionamiento es para uso interno de toda empresa. El posicionamiento sirve para guiar tus decisiones en la operación del negocio y fortaleza de tus productos. Es bueno que tengas siempre presente, que el posicionamiento ayuda a tomar decisiones claves que afectan de manera positiva la percepción de la marca por parte de tus clientes.

 

Para crear una estrategia de posicionamiento, primero debes identificar las particularidades, debilidades y fortalezas de tu marca, y así, poder establecer que lo diferencia de la competencia. Para ello, es importante que determines como se posiciona tu marca en la actualidad, identifica a tus competidores, comprende o interpreta cómo están posicionadas sus marcas, compara tu posicionamiento con tus competidores para identificar la particularidad y fortaleza de tu marca y desarrolla una idea de posicionamiento distinta.

 

Estrategia 2, consistencia

 

En toda estrategia, la consistencia de la marca radica en mantener su fortaleza intacta, sabes que con el tiempo todo cambia y las empresas no escapan a ello; los empleados cambian, los productos, los logotipos, pero la fortaleza de la marca debe permanecer. Por eso, la consistencia es un elemento crítico de toda estrategia de gestión de marca, la consistencia de la marca es crucial, porque te permite estimular la percepción y el compromiso de tus clientes con el producto. Aquellos clientes que entienden la marca y su evolución, son más propensos a comprar tus productos. Recuerda que tu estrategia debe incluir el carácter, personalidad e identidad de tu empresa.

 

Estrategia 3, emoción

 

Numerosas investigaciones demuestran que las personas responden a las emociones, principalmente cuando toman decisiones sobre lo que compran y que marca prefieren. Es cierto que las características y los beneficios del producto son importantes, pero el vínculo emocional establecido es una fortaleza que puede mantener a tu clientela contigo por muchos años. Entonces, a la hora de diseñar la estrategia, es clave, que pienses en tus clientes y cómo hacerles sentir emoción por tus productos. Recuerda siempre, los clientes confían en la fortaleza de los productos de la empresa para los cuales tienen una actitud positiva ya desarrollada.

 

Estrategia 4, flexibilidad

 

Durante la estrategia de gestión de marca es importante salvaguardar en todo momento la flexibilidad para asegurar el éxito, en un mundo donde las tecnologías cambian de manera acelerada, las necesidades de consumo, los cambios organizacionales y un entorno competitivo que también evolucionan, y que inciden en las debilidades o fortalezas que puedas tener.

 

Ante las variaciones del mercado, no temas en cambiar la orientación de tu estrategia, porque dependiendo de una efectiva estrategia de marca, siempre habrá oportunidades, hallarás gente siempre dispuesta a adquirir tu producto. Lo importante es redefinir el momento y reinventarte siempre, pero eso sí, sin perder la consistencia y fortaleza de la marca.

 

Estrategia 5, participación de los trabajadores

 

En el difícil y desafiante mundo empresarial actual, las empresas se enfrentan a presiones y conflictos competitivos y sociales cada vez mayores, que afectan el rendimiento corporativo, de ahí, que la necesidad de alinear e involucrar activamente a los empleados en el diseño de la estrategia es ahora más importante que nunca.

 

En las empresas de más alto rendimiento del mundo, los trabajadores activamente comprometidos son más productivos, más leales y más centrados en el buen trato al cliente. Por eso es importante, tengas en cuenta que, la fortaleza de tu marca, depende de factores internos y externos, y la participación de los trabajadores, es un factor interno determinante en esa fortaleza.

 

Estrategia 6, lealtad

 

Cuando el cliente siente apego y predilección por tu marca, siempre va a favorecerla por encima de tus competidores. Esa preferencia hace que en el cliente, nazca un sentimiento de lealtad hacia tus productos, que incide en la fortaleza de la marca. Ahora, debes entender, que esa lealtad debe ser recíproca, por eso, tienes que definir tácticas orientadas a que tus clientes conozcan de esa lealtad hacia ellos, bien sea a través de anuncios o mensajes personales enviados por ti, a través de las redes u otros medios.

 

La lealtad de tus clientes hacia tus productos, indudablemente genera un impacto positivo en su fortaleza.

 

Estrategia 7, reconocimiento de la competencia

 

Para el mantenimiento de la fortaleza de tu marca, es importante tener presente que a tu alrededor, se encuentra una competencia ávida de compradores, que se desarrolla en el mismo target que tú. Lo que te obliga a revisar y mejorar tu estrategia Branding constantemente, pero sin afectar la fortaleza y consistencia de la marca.

 

branding marketingdigital ecommerce socialmedia